Breogán Gonda

Empezó el Mundial de Rusia: análisis de Breogan Gonda sobre la victoria de Uruguay

Ayer, en la apertura del Mundial 2018, Rusia le ganó a Arabia Saudita y hoy Uruguay a Egipto. Lo que se viene para la celeste. Por Breogán Gonda.
15.06.2018 14:05

Ayer, en la apertura del Mundial 2018, Rusia le ganó a Arabia Saudita y hoy Uruguay a Egipto.

Rusia 5 - Arabia Saudita 0

Visto este resultado podría pensarse que Rusia le pasó por arriba a Arabia Saudita, que siempre tuvo la pelota y los goles fueron viniendo por esa superioridad.

En realidad, el partido hasta lucía parejo durante largos períodos: Arabia Saudita, con un buen manejo de la pelota y sin prisa, daba la sensación de que en cualquier momento podría hacer un gol. Eso no aconteció ni estuvo cerca: el buen juego de Arabia Saudita funcionaba hasta la entrada al área penal rusa, pero luego era totalmente inexistente, en ningún momento creó jugadas de peligro.

Rusia pareció un equipo menos pulido pero muy duro, muy luchador, y con algunos jugadores muy grandes, sobre todo si los comparamos con los sauditas, que eran todos bastante bajos.

Los goles vinieron, fundamentalmente, de jugadas muy peleadas y de cabezazos en el área Saudita y uno de ellos de un tiro libre muy bien ejecutado, por afuera de la barrera.

¿Qué pienso de estos futuros rivales?

No creo que Arabia Saudita tenga mayor chance de clasificar. De todas maneras nos pueden complicar un poco escondiéndonos la pelota.

¿Y Rusia? A través del tiempo hemos jugado varios partidos contra Rusia (con la URSS) y siempre ha sido un rival que nos ha complicado. En los mundiales creo que sólo hemos jugado dos partidos: el primero en Chile en 1962, cuando no existían cambios todavía y se lesionó Eliseo Álvarez y siguió jugando todo el partido con la tibia fisurada. Ese partido lo perdimos y quedamos eliminados. El segundo fue en cuartos de final en México 70, donde les ganamos agónicamente con gran jugada de Cubilla sobre línea final y gol de cabeza de Espárrago.

Creo que debemos ganarles, que podemos ganarles, pero no nos será fácil.

Uruguay 1 - Egipto 0

Hacía 48 años que no ganábamos primer partido de un Mundial. Bueno, Uruguay debutó y ganó, no sin sufrimiento.

Finalmente Egipto resolvió reservar a Salah, seguramente pensando que en el partido contra Rusia se juega toda su chance y, además, cinco días más de recuperación le pueden ser importantes.

Durante el primer tiempo nunca nos encontramos. Egipto jugó con un sistema flexible que fue variando de un 5-3-2 a un 5-4-1 y a un 5-5-0 según las circunstancias. Mostró también un buen tratamiento de pelota, que siempre fue difícil de recuperar para Uruguay y, como compensación, muy poca profundidad (cosa que debería cambiar mucho jugando Salah). Hasta ahí lo que era previsible; lo que no era previsible es que cuando Uruguay recuperaba la pelota, dudaba y la manejaba bastante y mal.

¿Qué ocurrió? Quizás hemos hablado tanto de que hay que tratar bien la pelota... Incluso muchos hablan de las bondades de la "posesión" como alternativa a la tradicional "verticalidad". Pero ni tanto ni tan poco: cuando tuvimos la pelota no supimos qué hacer con ella. Pienso que los cuatro volantes estuvieron muy bajos y, por momentos, no supieron qué hacer. Hubo algún peligro puntual en la valla egipcia y no lo hubo en la uruguaya, pero hubo más posesión de pelota para Egipto.

En el intervalo pensaba: hay que hacer cambios, pero no más de dos. Cuáles: mi idea era que entrara Christian Rodríguez por De Arrascaeta, para tener más agresividad por el sector izquierdo y Torreira por Vecino, para permitir más recuperación de pelota, más orden en la salida y tiros de afuera del área. Tabárez tuvo ideas parecidas sólo que en vez de sustituir a Vecino por Torreira, sustituyó a Nández por Sánchez.

Los cambios y, seguramente, lo conversado durante el intervalo, dieron resultado. Uruguay pasó a tener más la pelota y a crear oportunidades. Pero Egipto pasó decididamente a un 5-5-0 esperando que el reloj, que jugaba a su favor, les diera un valioso empate. Uruguay levantó mucho pero el gol no venía.... hubo una gran actuación del golero egipcio, una pelota en el palo y fallas nuestras en la finalización.

El tiempo se agotaba y el gol no venía. Cuando estábamos, fuera descuentos, arañando el final del partido, Giménez apareció como puntero derecho peleando una pelota casi sobre la raya final y le cometieron falta. La tiró Sánchez muy bien hacia donde saltaban casi juntos Godín y Giménez.... La defensa egipcia hizo lo que pudo, pero Giménez puso el 1 a 0 definitivo.

Pienso que es algo que Godín y Giménez tienen bien aprendido, de tanto jugar juntos, porque, contra Uzbekistan hicieron la misma jugada... y el mismo gol.

Ese gol permitió un triunfo que es muy importante. Ahora, con más tiempo, Tabárez podrá ajustar el funcionamiento del equipo.

¿Qué ocurrió? ¿Hubo jugadores que defeccionaron? ¿Hay que cambiar la integración?

No lo creo, simplemente hubo detalles en el funcionamiento que hicieron que todo fuera demasiado lento y se perdiera verticalidad y, además, no se recurrió nunca al tiro de media distancia que es un recurso esencial cuando el rival se repliega totalmente como aconteció hoy por momentos.

Estas son reflexiones despues de ver el partido por TV. El Maestro, con mucho mas elementos, sin duda resolverá el problema para las próximas fechas.

Por Breogán Gonda

ESCRIBE

Breogán Gonda

El ingeniero Gonda aporta su visión sobre el fútbol, la selección y las eliminatorias.

Ver todas las columnas